“La respuesta está en la naturaleza”, lema del Día Mundial del Agua de 2018

Como indica Naciones Unidas: “El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental”.

Los problemas medioambientales, junto con el cambio climático, provocan las crisis asociadas a los recursos hídricos que ocurren en todo el mundo. Las inundaciones, sequías y la contaminación del agua se agravan con la degradación de la cubierta vegetal, los suelos,…

Las soluciones basadas en la naturaleza pueden dar respuesta a muchos de los desafíos relacionados con el agua.

En el caso de Canarias estos retos son aún mucho más evidentes debido a la sobreexplotación tradicional que han sufrido los recursos subterráneos, el deterioro de los ecosistemas asociados al agua y la enorme dependencia energética del sector del agua para producir y distribuir los recursos necesarios hasta los puntos de demanda.

Conscientes de ello, el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) lleva dos décadas investigando, aplicando y promocionando soluciones basadas en los recursos naturales y en los ecosistemas para, por un lado, producir agua con energías renovables y, por otro, tratar las aguas residuales sin consumir energía.

En este sentido, las aguas residuales, tratadas de forma segura, se convierten en una fuente sostenible y asequible de agua, de nutrientes y otros materiales recuperables. El ITC ha desarrollado una labor importante en la generación de conocimiento y difusión de los sistemas de depuración natural (SDN), aplicados a pequeña escala. Los SDN aplican tecnologías que reproducen los procesos que se dan en la naturaleza, especialmente en las zonas húmedas, e integran diversos elementos del entorno medioambiental y socioeconómico para sacar el máximo provecho a las aguas residuales sin consumir energía.

En 1999 se puso en servicio una primera iniciativa de depuración natural, liderada por el ITC, en el Aula de La Laurisilva propiedad del Cabildo de Gran Canaria. En el año 2000 entraron en servicio otros proyectos demostrativos como el ubicado en el Campus de Tafira de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y en la Finca de La Data del Coronado, propiedad del Cabildo de Tenerife.

Es de destacar que en aquella época ya existían otras iniciativas similares como las iniciadas por el Cabildo de Tenerife en el Parque Rural de Teno o por el Cabildo de Gran Canaria en el Área Recreativa de La Presa de Las Niñas y Corral de Los Juncos. Estas iniciativas fueron diseñadas por pioneros como José Luis Peraza Cano o el Ingeniero D. Manuel del Pino Montesdeoca, recientemente fallecido, y que a su vez fue creador, en 1994, de un proyecto visionario como el Centro de Investigación y Desarrollo DEREA (Demostración de Reutilización de Aguas) asociado a la Depuradora del Sureste de Gran Canaria. Este proyecto ya investigó a principios de los 90 del siglo pasado todo tipo de tratamientos terciarios y sistemas de desinfección aplicables a las aguas residuales tratadas para posibilitar su reutilización en las mejores condiciones posibles. Sirva este artículo como homenaje a su persona y a la labor desarrollada.

Para más información sobre soluciones basadas en la naturaleza recomendamos la lectura del Informe divulgativo sobre experiencias y resultados en la aplicación de Sistemas de Depuración Natural (SDN) de aguas residuales, elaborado por el Departamento de agua del ITC.

Imagen: Balsa de agua tratada procedente del sistema de depuración natural de Santa Lucía (Gran Canaria), el sistema de estas características más grande de Canarias. La ubicación de la balsa no perjudicó a una palmera canaria (Phoenix canariensis) preexistente.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share